Madrid Art Decó en Facebook

lunes, 23 de junio de 2008

Facultad de Medicina

El conjunto de la Ciudad Universitaria concebido con mayor monumentalidad fue el de las facultades del que se denominó "Grupo Médico", es decir, las de medicina, farmacia y odontología.
Articuladas en torno a una gran plaza (la de Ramón y Cajal), con la de medicina ocupando el frente principal y las secundarias los flancos, fueron de las primeras facultades en empezar a construirse, ya en 1928, junto con la de Ciencias Físicas, Químicas y Matemáticas.
Las de Medicina y Odontología se deben al arquitecto Miguel de los Santos Nicolás, con la colaboración del ingeniero Eduardo Torroja, autor del Hipódromo de la Zarzuela y abuelo de la cantante Ana Torroja.
La de Farmacia es obra conjunta de Mariano Garrigues y Agustín Aguirre, autor de la Facultad de Filosofía y Letras.
Se idearon con enorme funcionalidad, a base de una serie de pabellones unidos entre sí por ejes trasversales.
Afectadas durante la Guerra Civil, fueron los mismos autores los que las rehabilitaron posteriormente, entre 1941 y 1945, sin alterar el aspecto original.
Las tres coinciden en el mismo planteamiento: acentuada horizontalidad (como "rascacielos tumbados") que es sin embargo rota rítmicamente por ejes verticales de ventanas, un contraste que aligera lo que de otro modo serían edificios demasiados planos y pesados.








Si bien todos los edificios principales de la Ciudad Universitaria cuentan con un acceso noble, aquí nos encontramos ante un pórtico monumental, con escalinata e imponentes columnas de un dórico estilizado y esbelto.
También aquí la entrada se sitúa en el eje central, que se cruza con el que forman las fachadas de las facultades laterales en el punto exacto de la plaza donde se erige "Los Portadores de la Antorcha", escultura de la norteamericana Anna Hyatt Hungtington.
Donada por la artista a España, ya que era, como su filántropo y millonario marido, una gran enamorada de nuestro país, fue el día de su inauguración (1955) la mayor escultura de aluminio del mundo.
De esta mujer existe otra estatua en el campus de la Ciudad Universitaria: la de Diana Cazadora que adorna una fuente en el jardín trasero de la Facultad de Filosofía y Letras.




El conjunto formado por las facultades médicas de la Ciudad Universitaria puede considerarse análogo, o incluso hermano mellizo, de otras construcciones de entonces, dada la semejanza en proporciones, organización del espacio y estilo.
Son todos ellos edificios que recuperan patrones neoclásicos, dentro de la tendencia de "retorno al orden" que se produjo en el decenio de los 30 como reacción a las numerosas y revolucionarias vanguardias de los años previos.
Con la que la relación más salta a la vista es con la sede de la antigua Sociedad de Naciones en Ginebra, construida entre 1929 y 1938.
El parecido no sólo es evidente en el exterior, salvando la diferencia de que las fachadas, en vez de ladrillo visto, sean de piedra.
También el interior, como puede comprobarse arriba, comparte un aire familiar con la decoración del hall de la facultad de medicina.



Otro edificio de la época con el que nuestras facultades médicas presentan rasgos comunes es el Palais de Chaillot de París, levantado con motivo de la Exposición Internacional de 1937.

1 comentario:

Chus dijo...

Soy una enamorada de la arquitectura de la Facultad de Medicina de Madrid. Agradezco su artículo, que ha enriquecido mis puntos de vista y me ha sabido a poco. Confío en que se alimente con más apoyo iconográfico, incluyendo el interior. Un edificio tan grandioso merece más palabras. Gracias. Chus.