Madrid Art Decó en Facebook

miércoles, 16 de septiembre de 2009

Casa Alonso













En la calle Vallehermoso 72.

Con ser valiosa toda su fachada, lo más interesante de este negocio es el rótulo realizado en madera que todavía se vislumbra tras el panel de cristal pintado, sin duda colocado posteriormente.

4 comentarios:

Alfonso Calderón dijo...

Letras de madera, que interesante. no me pierdo ni una de las entradas de tu blog, de hecho estoy pensando en hacer uno paralelo sobre la arquitectura art deco en Lisboa... estuve este verano y me encontre casualmente con varios edificios maravillosos, y que no salen en ninguna guia. He subido alguno a mi blog, por si los quieres echar un vistazo. Un saludo.
slowlandscapes.blogspot.com

D.P. dijo...

Es una maravilla de rótulo, en serio.
No sé si se aprecia bien en las fotos con el reflejo del cristal, sólo espero que algún día se recupere o simplemente no desaparezca.
Si puedes, acércate a comprobarlo.

En cuanto a Lisboa, casualmente estuve yo tb allí este verano y me encanta su arquitectura decó: las estaciones fluviales de Terreiro do Paço y Cais do Sodré, el antiguo teatro Edén, la sede del Diario de Noticias, la entrada al Teatro Maria Vitoria...
Toda la ciudad rebosa de art decó y, al no verse afectada por la 2ª GM, se siguió construyendo en este estilo en los años 40, como en las capitales americanas, de Nueva York a Montevideo.

Yo tb pensé lo mismo que tú, dedicarle un blog al art decó lisboeta;
de hecho saqué cantidad de fotos.

En general el art decó abunda en todo Portugal, y de gran calidad.
Recuerdo ahora la estación de autobuses de Caldas da Rainha, una pequeña joya, o el Teatro Coliseo de Oporto, por citar sólo dos que me vienen de repente a la cabeza...

El art decó portugués es además mucho más ortodoxo y puro, dentro de los parámetros internacionales del estilo, al contrario que el español, muy contaminado por la resaca historicista y regionalista.

Voy a mirar tu blog sin falta y quién sabe, a lo mejor nos metemos juntos en la aventura de dedicarle un blog al estilo en el país vecino, empezando por Lisboa ;-)

Un cordial saludo.

Alfonso Calderón dijo...

Me apunto estos edificios para buscarlos la próxima vez... siempre es un placer ir a portugal. Y tienes razón, a veces en Madrid es difícil diferenciar unos estilos de otros, están muy mezclados con el regionalismo, lo moderno con lo antiguo... aunque a veces eso es una virtud...

Salvando las distancias, a mí me parece muy interesante toda la arquitectura española que está a caballo entre el gótico y el renacimiento (san esteban en salamanca p.ej.)... y que no es ni una cosa ni la otra... lo mismo que el cister, entre el románico y el gótico...

D.P. dijo...

Sí, la verdad es que la arquitectura híbrida tiene un particular encanto... Y más hoy día que nos vuelve locos tanto crossover y fusión.

Y es cierto que el regionalismo, respecto al art decó, hizo mucho daño...
Ten en cuenta que aquí siempre nos ha tirado mucho la tierra chica y que además arraigó enormemente como modelo de "arquitectura nacional", es decir, típicamente española.

Ese es el motivo por el que en Sevilla, por ejemplo, haya tan poco art decó según los cánones, se tiró más por lo folclórico, tendencia que confirmó la Exposición Iberoamericana de 1929 con su Plaza de España y sus pabellones.

Y ojo, que el regionalismo, con toda su tendencia al pastiche, dejó obras maestras en Madrid.
Te plantas ante edificios como el Hotel Embajada o la que era la sede de ABC en Serrano, el actual Colegio de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos o la Casa de Tomás Allende, exuberante de conchas, maceros y tejados montañeses y no tienes más remedio que exclamar ¡Viva el regionalismo!

Pronto incluiré en mi blog ficha de un edificio en la calle Miguel Ángel que es un refrito perfecto de lo mejor de los dos mundos, el regionalismo y el art decó.
Ya lo verás, y entonces juzga tú mismo.

Un saludo.