Madrid Art Decó en Facebook

lunes, 8 de junio de 2009

Gran Vía 60















Edificio de viviendas que fue propiedad del Banco Hispano de la Edificación.

Su realización conoció dos fases: una primera (1930), cuando se construyó según proyecto del arquitecto Emilio Ortiz de Villajos, y otra posterior (1943-44), al reformar su fachada Casto Fernández-Shaw tras haber sido parcialmente destruida con los bombardeos de la guerra.

En esa reforma Fernández-Shaw recurre, para dar una imagen unitaria a la fachada, al tema del pórtico gigante.
Este arco de triunfo (emparentado con el que por esos mismos años (1942-45) diseñó el arquitecto Antonio Palacios para el antiguo Banco Mercantil e Industrial de la calle Alcalá, actualmente Consejería de Cultura y sala de exposiciones de la Comunidad de Madrid) es uno más de los elementos que otorgan un aire neoclásico al edificio, junto a las pilastras como columnas, los escudos de bronce que salpican la fachada y las coronas de laurel que adornan la base del torreón, el aire grecolatino de la escultura que lo remata, las grecas que adornan los frisos del vestíbulo, el pequeño homenaje al Partenón en uno de los medallones de la puerta...

Son sutiles toques dentro de un estilo decididamente cosmopolita, como correspondía a la imagen de la Gran Vía madrileña, siguiendo una línea coherente con el otro edificio que, en 1931, levantó en la misma calle, el Coliseum.
La estatua que culmina el edificio, fechada en 1930, es de Victorio Macho, uno de los grandes escultores del art decó español.

Una última nota de agradecimiento al arquitecto Santiago García Cortés, que me envió la foto que encabeza esta entrada, una vista trasera de dicha estatua.

1 comentario:

Miguel dijo...

Siempre me ha gustado esa estatua que remata este edificio. Lástima que se sepa tan poco de ella.

Saludos